La obra te invita a dejar la pasividad y el tedio que estimula el sentido de nuestra existencia y de  nuestra vida. Vivir  solo en el consumo, solo en la vaciedad de la nada, es absurdo e incoherente .

 

¿es posible transmitir la vida  cuando todo el exterior se mueve con signos apáticos de indiferencia?

 

R. Garrido