Andrea Pezzini

..... y sin embargo.

            Me paso el día emocionándome hablando y enseñando obras de arquitectura renacentista cuyos principios y fundamentos son las proporciones, la simetría, el equilibrio, el orden… la belleza. Me está costando mucho, muchísimo expresar algo al respecto de tus obras tan diferentes y alejadas de los cánones que me gustan.

            Siendo sincero, lo primero que se me pasó por la cabeza viendo tus obras fue: “¡… este tío está como una cabra!” Y sin embargo, poco a poco uno se aproxima a tus creaciones con la mente abierta, la imaginación y la voluntad de entenderlas y apreciarlas. Trato de distanciarme de esos “pre-conceptos” clásicos, de esos primeros momentos de sorpresa y perplejidad y, tal vez, rechazo.

            Desde luego no me dejan indiferente. Aparentemente nada convencionales, nada conformistas. Simples y complejas la vez. Admito que no me gustan, pero no creo que “agradar” a quién las contempla sea tu fin. Al contrario…. lo cotidiano y lo superfluo, nos hacen parar unos momentos y ponen “patas arribas” los valores para esos objetos corrientes, desechados, ignorados, olvidados, “arqueológicos”, que son tuyos y de todos a la vez.

            Y sin embargo, leo los textos que acompañan las obras, los catálogos, tu Web y debo admitir que me gustan mucho más tus palabras. Se entienden. Llegan. Una manera de abrir los ojos, las mentes y los corazones hacia lo cotidiano. Una forma de responsabilizarse por y para el mundo que nos rodea.

 

Andrea Pezzini

Artíficis. Proyectos turísticos