¿Juzgado o Mediación?

ANTE UN CONFLICTO y una vez que las partes han intentado negociar entre ellas sin llegar a ningún acuerdo estable, existen dos caminos de actuación:

 

.-El judicial

.-La mediación

 

La mediación es un proceso alternativo de gestión y resolución de conflictos en el que las partes solicitan la intervención de un profesional cualificado y experto con el fin de encontrar un acuerdo que ponga fin al motivo de discordia.

 

En mediación se tienen en cuenta los aspectos emotivos, sentimentales y personales de las partes implicadas pero siempre desde el punto de vista de la negociación y del objetivo que se pretende alcanzar en cada intervención.

 

Es un proceso más humanizado que el judicial ya que en éste, las consideraciones personales emotivas y afectivas no se tienen en cuenta.

 

En mediación las partes afectadas son las que trabajan conjuntamente con la ayuda y el acompañamiento del mediador que es el que estructura, gestiona y dirige el desarrollo del proceso. En mediación se valoran las diferentes opciones de que se disponen y son las partes las que consideran cual es el punto en común y deciden la solución más adecuada a su caso particular.

 

Los acuerdos solo se alcanzan cuando se satisfacen los intereses de todos al contrario que en el procedimiento judicial que es un sistema de lucha entre las partes, donde siempre el otro es el enemigo y donde hay uno que gana y el otro que pierde.

 

El acuerdo, si las partes lo desean, se puede homologar, notarial y/o judicialmente otorgándole con ello el mismo valor que una sentencia judicial.